Vamos de paseo...


Como muchas saben, cuando tuve a mi primer hija, Allegra, hice una profunda investigación acerca de qué cochecito comprar, pues, no es un tema menor. Piensen en el uso que va a tener: nos acompañará a todos lados por unos tres años. En aquel momento vivía en Buenos Aires, y tenia que considerar factores como el ancho de los ascensores (he vivido en edificios con ascensores minúsculos) la practicidad para abrir y cerrar en la calle para subir a un taxi, el comfort para que el bebe pueda dormir, y el espacio de guardado, pues cuando se sale con un bebe (sobre todo con el primero) uno prácticamente se muda.

En aquel momento me había decidido por el Bugaboo Bee, un modelo liviano, mediano, y en mi opinión MUY práctico. Lo usé con Allegra y con Felix, y lo terminé donando luego del huracán Irma (el momento en que quedé embarazada de Olympia)...

Cuando volví a recorrer y buscar volví a elegir el Bee, pues habia tenido una excelente experiencia.

Hace poco me contactó la marca para probar un lanzamiento: el LYNX.

Como fan de Bugaboo, no dudé en aceptar y darle a la CEO un nuevo carruaje.

La diferencia mas importante entre este carro y el anterior es el comfort, tanto para ella como para mi. Cuando hago mis caminatas matutinas debo reconocer que el andar es espectacular. Así también el espacio de guardado inmenso donde caben varias cajas de zapatos...y yo soy una shoe person.

Es mas difícil de cerrar que el bee, y un poco mas grande, pero mucho mas liviano que sus antecesores Cameleon y Donkey, cumple excelente la función de cochecito “principal” y recomendaría tener un paraguas para cuando hay que subir y bajar y cargar. Y además se le puede agregar el bacinet para recien nacidos!

Les comparto algunas imágenes del modelo, a mi me parece que ella esta paseando en un Porsche, y le encanta hacerlo!!

xoxo

Andy

#Bugaboo #kids

382 vistas
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Pinterest - White Circle
  • Instagram - White Circle